Para aquellos que no quieran un álbum de fotografías, pero dan valor a un soporte físico para las mismas esta pensada esta caja. En madera natural encerada y fabricada a mano en la Unión Europea está pensada y diseñada por fotógrafos en busca de un soporte de calidad que haga recordar esa primera forma de guardar las fotos, una simple caja bonita. Se entrega con 20 copias fotográficas a tamaño 13×18 en su interior pero tiene capacidad para alojar mucha mas, un espacio en la caja con USB de madera natural grabado con las fotografías de la boda hace que se convierta en una caja llena de recuerdos.