Celebrar boda intima en Asturias es un sueño. Si hay un paraíso en el norte para ello ese paraíso es Asturias, una tierra para perderse, olvidar lo superficial para centrarse en lo que realmente importa, sentir. Una boda es algo de dos, en su esencia algo muy íntimo, es un entre tú yo que puede apetecer no compartir con nadie más que con quien has decidido sea tu compañera de vida.

Esa boda pequeña e intima que estás soñando se puede celebrar de muchas formas, pero si hay una manera sencilla, romántica y bonita de hacerla es en plena naturaleza, festejando cada golpe de brisa que te trae el mar en el día de tu boda, sintiendo la hierba bajo los pies descalzos, conectados con el paisaje con la naturaleza y con tus propios sentimientos.

No puede haber mejor decoración que el paisaje para vivir una boda diferente en Asturias que la naturaleza llenándolo todo, no hay mejor banda sonora que el sonido del mar y las gaviotas y por supuesto no hay mejor alfombra que la arena de playa bajo tus pies.

Hay mil maneras de casarse y todas son bonitas, pero las hay muy especiales y muy diferentes. Una boda diferente puede ser tan romántica como puedas imaginar. Una boda en un bosque, una boda en un acantilado, una boda intima a solas o en compañía de los mas cercanos y una cena íntima en un lugar igual de bonito, es una boda de ensueño y maravillosamente romántica.

Por ese motivo si esta planeando una boda diferente, una boda romántica e intima en la naturaleza, no hay mejor opción que una boda íntima en Asturias.